Buscar

El vuelo flamenco de Antonio Lizana en el segundo ciclo AIEnRUTa-Flamencos


El vuelo flamenco de Antonio Lizana en el segundo ciclo AIEnRUTa-Flamencos




AIEnRUTa-Flamencos, un programa organizado por la Sociedad de Artistas, Intérpretes o Ejecutantes (AIE) para potenciar a los jóvenes talentos del flamenco, continúa con éxito en Madrid.

Web revista La Flamenca. Marta Sánchez Gento. Madrid (Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense) 19/2/2016 Fotos: © Javier Rosa/ AIE

Antonio Lizana

Esta vez de la mano de Antonio Lizana, compositor, saxofonista y cantaor gaditano, joven promesa del arte jondo. El músico de Cádiz subió al escenario acompañado a la guitarra por Adriano Lozano y a la percusión por Epi Pacheco, dos músicos con los que parece compenetrarse muy bien. Tocaron con entusiasmo una recopilación de sus dos discos: el primero, “De Viento”, y el segundo, “Quimeras del Mar”, cuyos temas tuvieron un mayor protagonismo en este concierto.

La actuación comenzó con un tanguillo, “Raudales de Alegría”, donde Antonio Lizana demostró al público su gran habilidad musical al alternar en la misma canción el toque del saxo y el cante flamenco. Así hace converger este músico lo mejor de su tierra natal con la música de jazz originaria de América. A esto le siguió una soleá, “La soleá de Paco”, dedicada al maestro Paco de Lucía.

Una de las grandes virtudes de Lizana, junto a la musical, es su facilidad para meterse al público en el bolsillo: “Me han dicho”, aseguró sobre el escenario, “que en Madrid se está poniendo de moda tocar las palmas”, y consiguió de esta forma que los asistentes le tocaran las palmas por tangos en su siguiente tema, “La ilusión de volver”.

“Déjate sentir”, una canción compuesta “a modo de terapia personal”, rompió desgarradora el auditorio en forma de bulería, trayendo influencias, al cante, de Camarón, y al toque, de Jorge Pardo, entre otros. Sin duda, en toda la música de Lizana -composición, ejecución, cante y toque- se perciben las influencias y el estudio cuidado de los grandes maestros del jazz y del flamenco.

Antonio Lizana 2

De hecho, jazz y flamenco se fusionan con perfección en “Seguirijazz”, una seguiriya de Lizana que interpretaron anoche estos jóvenes artistas, combinando con acierto los toques flamencos de la guitarra, la percusión precisa de Epi Pacheco y el toque y el cante de este saxofonista gaditano, que más que tocar, canta con su saxo.

Con su tema “Vientos del palmar”, Antonio Lizana consiguió de nuevo hacer partícipe del concierto al público, que imitó divertido el ruido de las olas del mar para acompañar a las músicos en esta pieza.

Una gran ovación les despidió, y como el auditorio eufórico rogaba “otra”, Antonio Lizana, Epi Pacheco y Adriano Lozano remataron el espectáculo con una bulería de Cádiz, “Volar”, cuyo estribillo coreó el público a petición del músico de San Fernando: “Volar, quieren volar, como vuelan los sueños en la madrugá”. Tal vez sea esta letra una metáfora de la prometedora carrera musical que aguarda a Antonio Lizana.


Ficha artística
Espectáculo: AIEnRUTa-Flamenco. /Salón de acto de la Universidad Complutense de Madrid/. 18/2/2016
Saxofonista: Antonio Lizana.
Guitarra: Adriano Lozano.
Percusión: Epi Pacheco.




Deja un comentario

Translate »