Buscar

Naqueramos: Histórico Homenaje Flamenco a Parrilla


Naqueramos: Histórico Homenaje Flamenco a Parrilla




Más de 6500 personas disfrutaron de artistas como Mercé o Niña Pastori
Revista La Flamenca

Es casi imposible que un patrocinador, público o privado, sea capaz de reunir un volumen similar de artistas. La afluencia de público fue soberbia, más de 6500 personas acudieron a disfrutar del homenaje. Vinieron de todos los puntos del país y también estuvieron la Alcaldesa de la Ciudad, Pilar Sánchez; el Rector de la Universidad de Cádiz, Diego Sales; el maestro Rafael de Paula o los hijos de Camarón de la Isla. No hubo ni un solo incidente.

Al reclamo de “Todos con Parrilla” acudieron la mayoría de anunciados a excepción de los Moneo, Tomatito o Capullo quienes esgrimieron motivos profesionales.

Sobre las 22,30 horas se hizo la primera presentación y a las tablas subieron los integrantes del cuadro flamenco “Patio Jerezano” con la consigna de romper el hielo. En él participaron Curro y Pepe de Joaquina, los hermanos Abraham e Isaac, José Gálvez, Ángel Vargas, Diego de la Margara y las guitarras de Juan Parrilla, Antonio Higuero y Ramón Trujillo.
Tomó el relevo Paco Cepero en compañía de Miguel Salado, José Ignacio Franco y Carlos Merino. Deleitó su popular rumba “Aguamarina”.

Llegado desde Lebrija actuó Curro Malena con la guitarra de Manuel Parrilla, sobrino del homenajeado. Curro se templó por siguiriyas y, en compañía de todos los suyos, largó una buena tanda de cantes por bulerías romanceadas. El mismo tocaor sirvió para Tomasa Guerrero “La Macanita”. La de Santiago contó con el auxilio de Macano, Chícharo y Gregorio, efectivos toda la velada. Se regustó por soleá con algún recuerdo a Fernanda y dispensó algunos cuplés por bulerías de su último trabajo con Isidro Sanlúcar. Entregada se puso de pie para corroborar con algunas de cuño jerezano y adornos de su baile.

Por entonces, el público estaba volcado con lo representado y disfrutaba, sobre todo de los ritmos festeros a los que prestaba mayor atención. Fue entonces cuando se recibió a Juan Peña “El Lebrijano” y a sus sobrino Pedro María Peña. Fiel a su creatividad musical recordó algunas composiciones propias como el romance y su personal juego con la soleá y la bulería.

Alonso Núñez “Rancapino” se subió acompañado por Fernando Moreno. Muy motivado dijo enjundiosas alegrías de Cádiz y bulerías son sabor caletero que remató con el cierre de Manolito de María. El apellido Molina une de modo directo al homenajeado con Manuel, el de Lole. Salió en solitario sin más armas que su guitarra, colocada muy en vertical, y sus bulerías lentas y llenas de poesía que hicieron tan famoso al dueto allá por los setenta. Puso una agradable nota de color. Casi al final de la primera parte saludó Jorge de “Los Morancos” a José Mercé y a Moraíto. Este auténtico líder mostró su lado más flamenco con una poderosa soleá y bulerías. Al fin de su actuación la familia de Parrilla y la alcaldesa de Jerez dieron las gracias a todos los presentes.

La segunda parte se inicia con la popular pareja de humoristas “Los Morancos” que estuvieron en su línea y dieron la “primicia” que el futuro hijo de Dª Leticia es gaditano al haber nacido en la punta de San Felipe… Otro cuadro flamenco con Fernando de la Morena, los Zambos, Ripoll, Zarzuelita y un largo etcétera sirvió de nexo a la segunda parte. Por su parte, la familia “Agujetas” sirvió lo más rancio de la noche con siguiriyas y soleás para dar paso a la esperada “Niña Pastori”. La cañaílla subió con Diego del Morao y su marido Chaboli para demostrar sus quilates por bulerías, con algún recuerdo al Torta con tintes acamaronados.

Quedaba alguna sorpresa. La bailaora Mercedes Ruiz con Santiago, Paco y José Lara interpretó bulerías para dar paso a un número ecuestre en el que Moraíto con Bernardo Parrilla daba su música, los tangos Rocayisa, para que Carmen Herrera y el caballo se fundieran en el albero del coso taurino de Jerez. Fue una puesta en escena impactante y muy espectacular.

A los postres, un número musical de fusión con el violín de Yuco y el violín de Sofía sirvió así mismo de preámbulo para la metralla de la noche. Un fin de fiesta por bulería electrizante con Caraoscura, Navajita, Tomasito, Diego Carrasco y la tropa Santiaguera que hizo vibrar literalmente a los que aguantaron, sobre todo a los más jóvenes. Sobre las 4 de la madrugada se puso fin a un acontecimiento flamenco que tardará mucho en repetirse. Según hemos podido saber ya se prepara otro homenaje en Madrid para el mes de octubre.

Texto: José María Castaño




Deja un comentario

Translate »