Buscar

Reportaje: Flamenco, el Eclectico desconocido


Reportaje: Flamenco, el Eclectico desconocido




Revista La Flamenca: Revista nº 2 /año 2004/ Enero Febrero 

hablar-de-flamencoHablar de Flamenco hoy en día es hablar de una multitud de matices que hacen de este género un inmenso mosaico de recónditos rincones. Hace tiempo, la tan traída y llevada pregunta “Oye, y a ti ¿te gusta el Flamenco” siempre tenía dos opciones por respuesta: sí o no. Hoy día y -afortunadamente para este arte inmortal y eterno- esa respuesta debe ser complicada, cuando menos, para cualquier mortal que haya tenido la curiosidad de introducirse, siquiera mínimamente, por los recovecos del Flamenco.

El Flamenco como tal no existe. Existen unos orígenes de los que cada cual bebe e interpreta a su manera, enriqueciendo así, a lo largo del tiempo, esta música universal y sus múltiples formas de ejecución (Cante, Baile, Toque…). Así podemos hablar de Flamenco Clásico, Flamenco clásico desarrollado por nuevos intérpretes, Nuevo Flamenco, Fusión, Flamenco Rock, Flamenco Jazz, Flamenco popular, guitarra flamenca, “Flamenquito” y así hasta llegar a novísimos conceptos como Flamenco electrónico o Flamenco Chill.
Por ello y, al margen de lo que los puristas puedan considerar, lo que está claro es que es un arte vivo, en constante evolución, y del que muchos están al margen, quizá por equivocados prejuicios o por carencia de afán de conocimiento.

Hoy día, el Flamenco es un arte valorado y respetado en el mundo entero, además de considerado por muchos una de las formas artísticas más ricas en cuanto a matices, estilos y ritmos que jamás se haya dado en la historia de la música.

Nuestros artistas venden discos y triunfan en directo a lo largo y ancho del planeta, mientras que muchos aficionados que llegan a Andalucía se quedan sorprendidos del todavía escaso interés que despierta el Flamenco en gran parte de los que aquí vivimos.

La pasada Edición de la Bienal de Sevilla (el acontecimiento Flamenco más importante del mundo) se saldó con un éxito sin precedentes de público. En la gran mayoría de los espectáculos se colgó el cartel de “no hay billetes”, cosa que jamás hubiera sido posible sin la masiva llegada de foráneos que, atraídos por tan singular arte, se deleitaron con el saber hacer de los más de 1000 artistas que pasaron por los escenarios del certamen (Teatro de la Maestranza, Jardines del Alcázar, Teatro Lope de Vega, Teatro Alameda…).

Proliferan en internet las páginas dedicadas exclusivamente al flamenco y, curiosamente, pocas llegan desde Andalucía. La industria del Flamenco crece día a día, como quedó constatado en La III Edición de La Feria Mundial del Flamenco, celebrada el pasado mes de Octubre, con cientos de expositores (Trajes, Management, Tiendas de Discos especializadas, Proveedores de instrumentos, artesanos de la guitarra, Peñas, Instituciones…) que nos enseñaron todo lo que se mueve alrededor de este arte inigualable.

Por todo lo dicho y, ¿por qué no decirlo? porque es NUESTRO y en nuestra tierra está su origen, sería interesante que más gente se acercara al Flamenco, sin prejuicios banales ni cortapisas absurdas, sin que por ello nadie tenga que renunciar a nada.

Recordemos que el Flamenco, como música universal que es, podría compararse en su esencia a otras músicas universales que en su día salieron del pueblo y que han llegado al mundo entero, enriqueciendo y aportando sonidos y actitudes, para deleite de los que a ellas se acercan (Jazz, Blues, Rock, Soul…).

Ahí está, en cada nota, en cada esquina, en cada disco, en cada espectáculo, en cada bar, en la calle, en ti…Es sólo cuestión de acercarse a él y…DISFRUTAR.




Deja un comentario

Translate »