Buscar

Flamenco que Viene: Javier Conde


Flamenco que Viene: Javier Conde




Javier-Conde(1)Si hoy es difícil abrirse camino en cualquier manifestación flamenca, más aún lo es en el territorio de la sonanta. Hacerse un sitio junto a nombres como los de Manolo Sanlúcar, Paco de Lucía, Serranito, Vicente Amigo, Gerardo Núñez, Rafael Riqueni, Tomatito o Juan Manuel Cañizares es una tarea titánica que muy pocos podrán conseguir. Y Javier Conde puede. Tiene solo 17 años y ya está llamando a la puerta de los elegidos con credenciales más que suficientes. Como intérprete, se ha atrevido con la música de importantes maestros del toque -Andrés Batista, Sabicas, Paco de Lucía o Serranito- y ha salido más que airoso. Ha demostrado no solo poseer un dominio técnico inusual para su edad, sino que ha dado muestras claras de auténtico virtuosismo. Y ya ha hecho sus primeros pinitos en el campo de la composición.

Javier Conde Santos nació en Cáceres el 25 de diciembre de 1988. Su padre es guitarrista y, desde que tenía meses, la guitarra ha sido para él su juguete más preciado. Guitarras que eran más grandes que él, pero que ya las dominaba. Y es que Javier ha nacido especialmente dotado para ese instrumento. Tiene un oído privilegiado y unas manos grandes y poderosas.

Comienza los estudios de guitarra con 4 años, dirigido y orientado por su padre. Luego tomaría clases con Andrés Batista y ampliaría sus conocimientos musicales en el Conservatorio de Cáceres. Javier aprende rápido. A los siete ya interpreta piezas de Lecuona y Mozart. A los ocho actúa por primera vez en público en el Complejo Cultural San Francisco de Cáceres y a los nueve comparte cartel con Manolo Sanlúcar. Desde entonces, no ha dejado de tocar la sonanta. Primero

toca en los festivales que se organizan en su tierra y muy pronto se asoma a la pequeña pantalla -representa a España en el Concurso internacional “Veo, Veo” (TVE, 1999)-, viaja por toda la geografía española, actúa en el extranjero y participa en citas flamencas y musicales de auténtico relieve.

Su primera grabación en solitario, Homenaje a los grandes de la guitarra, la hace con 12 años, aunque el disco se publica en 2001. En ella, incluye ya un tema suyo: la rumba Amanecer. Antes, había participado en Flamenco en el Museo Vostell de Malpartida (Cáceres, 1999). Su toque ha quedado registrado además en los compactos editados por algunos de los festivales o concursos en los que ha participado y actualmente hace gestiones para la edición de un CD que recoja en directo el concierto que dio en Lyon el pasado septiembre.

Su trayectoria artística está jalonada de premios. En 1999, con 10 años, consigue el 2º premio en el Certamen Nacional de Puente Genil y en el Certamen de Jóvenes Valores de Jerez; con doce, el 2º premio del I Certamen de Guitarra Flamenca de Concierto, organizado por el Ateneo de Córdoba y, con 13, el 2º premio del V Concurso de Jaén. Después, ya todos serían primeros premios: II Certamen “Ateneo de Córdoba” (2002), Premio Paco de Lucena (Lucena, 2002), VI Certamen “Ciudad de Jaén” (2003), XXIV Concurso Nacional “Torre del Cante (Alhaurín de la Torre, Málaga, 2004) y, por fin, el Bordón Minero en el XLIV Festival del Cante de las Minas (La Unión, 2004).

Javier Conde tiene una visión muy personal y algo negativa del panorama actual de la guitarra flamenca, aunque, desde luego, es optimista con respecto a su futuro inmediato. Así nos lo dijo: “Creo que la guitarra flamenca atraviesa un pequeño parón, no ha salido nadie nuevo como sucedió con Paco, que rompió todos los moldes. Creo que de aquí a cinco años esto cambiará y podrá salir alguien que cambie las formas de ahora”

Hoy por hoy, él ha optado por la interpretación de los que han alcanzado la categoría de primeras figuras en la composición flamenca. Es, como dice Norberto Torres, “un virtuoso al servicio de los grandes maestros de la guitarra flamenca”. Lo hace, como también añade Norberto, “tocando las piezas elegidas en su integridad, sin modificar ninguna nota (especialmente en los pasajes de mayor dificultad) y con un virtuosismo que supera el de los maestros interpretados, por lo que sus versiones son aún más impresionantes que las originales.” Para ello, se presenta solo ante el público, sin más apoyos ni acompañamientos que su propia guitarra, asumiendo todo el peso de cada concierto. Y es así como ha alcanzado y consolidado el merecido prestigio de que goza en el mundo de la guitarra flamenca.

Una recomendación final: no dejéis de visitar su página web (www.javierconde.net). Ahí encontraréis una relación bastante completa de sus principales actuaciones y, en la sección “Multimedia”, podréis disfrutar de su música.

Texto: José Luis Navarro




Deja un comentario

Translate »