Buscar

Unión Flamenca nace con un millar de afiliados que exigen un marco jurídico propio para los artistas profesionales


Unión Flamenca nace con un millar de afiliados que exigen un marco jurídico propio para los artistas profesionales




Eva Yerbabuena lidera al colectivo de reconocidos y mediáticos creadores que convocará de inmediato una Mesa del Flamenco que surge tras las polémicas declaraciones del Ministro de Cultura sobre las ayudas al sector.

Revista La Flamenca. Xavier Grau. 25/4/2020

Alrededor de 1.200 propuestas de afiliación a la recién presentada asociación Unión Flamenca han llegado hasta la junta de la novísima entidad profesional presentada ayer a la prensa, según ha indicado a la Revista La Flamenca José Cepero, responsable del área jurídica de la organización que surge con el objetivo de conseguir “un marco jurídico específico que regule los derechos y las obligaciones” de todo el colectivo.

La Unión Flamenca viene a cubrir, señala Cepero, “la reivindicación histórica del sector flamenco que se ha sentido siempre olvidado y que ahora tiene como objetivo reivindicar ese marco jurídico propio que contemple aspectos de contratación, salarios, condiciones de trabajo, regulación del mercado profesional de artistas hasta llegar a la fijación de un convenio colectivo”.

En su primer comunicado de prensa difundido este viernes a través de la agencia EFE, la entidad informa que la junta está presidida por Eva Yerbabuena y conformada por Arcángel (vicepresidente), Marina Heredia (secretaria general), Dorantes (tesorero), Rocío Molina, Rocío Márquez y Andrés Marín (vocales).

A la junta se ha sumado inmediatamente un grupo de socios fundadores: María Pagés, Milagros Mengíbar, La Lupi, José Valencia, Maite Martín, Juan Carlos Romero, José Mercé, Manuel Liñán, Tomatito, Paco Jarana, Vicente Amigo, José el de la Tomasa, Dani de Morón, Rafael Estévez, Miguel Poveda, Carmen Linares, Jose Quevedo ‘Bolita’, Rosario La Tremendita, Salvador Gutiérrez, Valeriano Paños y Juan Antonio Suárez Canito.

En la nota informativa,… los impulsores insisten en que son muy conscientes de la situación económica que tantos sectores están padeciendo por el covid-19 y destacan que “quienes nos dedicamos al flamenco profesional no queremos ningún privilegio, sabemos que está siendo un momento muy duro y triste para muchísimas familias, pero era necesario tener una organización representativa y un marco jurídico que nos regulara y ha llegado el momento de hacerlo”.

“TRABAJAR PARA CUBRIR A UN SECTOR HISTÓRICAMENTE MUY DESPROTEGIDO Y CON ELEVADO NÚMERO DE TRABAJADORES POR CUENTA AJENA”

Según Cepero, la Unión Flamenca “viene a trabajar para cubrir a un sector históricamente muy desprotegido, con una estructura profesional muy vertical y con un elevado número de trabajadores, cerca del 80%, empleados por cuenta ajena”.

“Ha llegado el momento de que el colectivo de artistas profesionales del flamenco contemos con una organización que nos represente y nos defienda”, han informado desde Unión Flamenca cuya creación se ha visto espoleada y acelerada en las últimas semanas por las polémicas declaraciones del Ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes cuestionando la necesidad de ayudas puntuales al sector cultural en plena efervescencia el estado de alarma decretado por el Gobierno.

La Unión Flamenca pone el punto de partida de su creación en la fecha del 7 de abril de 2020, en plena crisis del coronavirus, cuando “el ministro de Cultura y Deporte, José́ Manuel Rodríguez Uribes, cita a Orson Wells “primero la vida y después el cine”.

LA MESA DEL FLAMENTO ESTUDIARÁ TODOS LOS ASPECTOS CONTRACTUALES, DE SEGURIDAD SOCIAL Y DE TRIBUTACIÓN DE LA PROFESIÓN

Con una clara vocación de erigirse en lobby de perfil sindical al estilo de las organizaciones profesionales norteamericanas, los promotores -con un claro reconocimiento profesional y mediático- proponen a corto plazo la creación de una Mesa del Flamenco para analizar las necesidades prioritarias del sector.

Esta Mesa, manifiesta José Cepero, pretende reunir a todos los representantes del sector público y privado y ser espacio de interlocución para tomar medidas colectivas también en ámbitos de contratación, Seguridad Social y régimen Tributario.

Su Junta, que persigue desde la semana pasada una reunión con el ministro de Cultura, quiere aprovechar para trabajar este parón por la grave crisis del covid-19 y afirma que “no entenderíamos que nos dejaran fuera cuando estamos representando un arte que es mucho más que un sector cultural: es una seña identitaria de nuestro país y de su proyección a nivel internacional”.

“HEMOS DECIDIDO ACABAR CON LA INVISIBILIDAD INSTITUCIONAL QUE ARRASTRAMOS DESDE HACE AÑOS”

“Hemos decidido acabar con la invisibilidad institucional que arrastramos desde hace años y vamos a poner en marcha un plan para establecer lazos de interlocución y colaboración con entes públicos y privados porque somos la entidad legitimada para hacerlo”, añaden sus portavoces.

El asesor jurídico de la organización, del Bufete Cepero i Salido con oficinas en Sevilla y Jerez (donde se fija la sede de la Unión), insiste en el carácter “sin ánimo de lucro” de la entidad y explica que para formar parte de esta nueva Asociación de Artistas Profesionales del Flamenco, Unión Flamenca, basta con rellenar el formulario disponible en su página web.

Asociarse a la Unión Flamenca tiene un precio de 10 euros al mes que se pagará mensualmente entre el día 10 y el 15 del mes que corresponda.

Para Cepero, hijo del reconocido Manuel Cepero -impulsor de la Fundación Antonio Machado de Sevilla y en su día miembro de la Cátedra de Flamencología y asesor de la Bienal- “existe ya un antes y un después a partir de este paso al frente dado por nosotros para reivindicar la dignidad de todos los creadores que han hecho grande este Patrimonio Inmaterial de la Humanidad que es el Flamenco”.




Deja un comentario

Translate »