Buscar

No a los palos de la violencia… Si a los Palos del Flamenco


No a los palos de la violencia… Si a los Palos del Flamenco




Pilar EnjamioEl flamenco como terapia en la violencia de género.

Web revista La Flamenca. María Pilar Enjamio /Psicólogo/  25/11/2015

A nadie le gustaría que existiese esta fecha 25 noviembre pero la actualidad no la borra y debemos unir todas nuestras fuerzas en la lucha, prevención y terapia y en este último aspecto cobra vida el Flamenco, la musicoterapia, como una valiosísima terapia psicológica en mujeres víctimas de violencia de género y con nula autoestima, rotas profundamente sus ilusiones con una incapacidad de visión de nuevas expectativas que le permitan salir del horror de un entorno vital, de una pseudofamilia, de una falsa relación que mata y aniquila.

Con una combinación de terapia de grupo y relacional, mujeres con un mismo problema que sale a la luz con la fuerza que da el poder del grupo para vencer el miedo y un problema común de soledad en compañía, de miedo, de terror a una pareja pero que no abandona inventándose disculpas de que todo cambiará pero nada cambiará llegando incluso a perder la vida en esta relación con un potencial asesino, acomplejado y con nulos valores.

En un primer momento la audición del Flamenco que llevó a la segunda etapa la práctica de varios palos de baile flamenco y esta hipotonía muscular, agotamiento, no creencia en sus capacidades, depresión, carencia de estética en el cuidado personal dio paso a la energía, la vitalidad, la pérdida de miedo a enfrentarse a problemáticas, a valorarse como persona libre y capaz, consiguiendo el milagro de cambiar un esquema mental dañino en sano, un pensamiento negativo en positivo, a la creencia no en una única opción sino en un abanico de posibilidades diversas y no la única que en el pasado consideraba la única visión de la vida sin arreglo ni posibilidades de cambio, en una ilusión por la estética a través de la colorterapia de un traje de flamenca, de un movimiento bello, relajante al compás de unas palmas, de un zapateado, de una guitarra.

Es innegable y cada vez más experimentado el poder de estímulo y curación con enorme trascendencia a nivel muscular, cerebral, respiratorio y antidepresivo de un baile que se consideraba cultura pero que es medicina.

Flamencoterapia: El Flamenco es medicina y de las Mejores….




Deja una respuesta

Translate »
Facebook
Abrir chat