Buscar

Manolo Sanlúcar baja a su guitarra de los escenarios


Manolo Sanlúcar baja a su guitarra de los escenarios




Web revista La Flamenca. Rocío Hellín. 30/07/2013 Foto: Toni Blanco

El guitarrista flamenco anuncia su retirada como profesional en una actuación dentro de su actuación Festival Internacional de Música y Danza de la Cueva de Nerja de forma inesperada.

Suelen hablan de las rarezas de los músicos en general, pero de los flamenco en particular. El maestro Sanlúcar siempre fue particular como personal y guitarrista, sus composiciones han transmitido belleza y mensaje siempre. Sin embargo, el mensaje de Manolo Sanlúcar en Málaga, después de interpretar la obra “Medea” que creó en el año 1987 para el Ballet Nacional de España en las grutas de las cuevas de Nerja fue a viva voz y sin cuerdas de por medio. Emocionado anunciaba su adiós a los escenarios delante de los 500 asistentes que le ovacionaron de forma prolongada su agradecimiento y aportación a la música y al flamenco de esta manera.

Así Manolo Sanlúcar eligió su último concierto en tierras españolas y andaluzas para hacer pública la noticia que en el entorno más cercano no fue tan sorpresiva, aunque el artista cumplirá con los contratos que tiene en el extranjero ya previstos con antelación, en su tierra ha bajado la guitarra de las tablas y ha sido en Nerja, dentro de la programación de la III Bienal de Arte Flamenco de Málaga y con entradas agotadas desde hace semanas.

Para la afición flamenca nos queda el sonido de su guitarra en grandes obras como “TauroMagia” creada en 1988 y de gran relevancia en la historia de la creación para la guitarra flamenca, el homenaje a Federico García Lorca con “Locura de brisa y trino”, “Candela”, “Trebujena”, “La voz del color” o “Testamento andaluz”, y magnas antologías como la que grabó en los años setenta titulada “Mundo y formas de la guitarra flamenca” compuesta por tres volúmenes.

Tuvo como madrina a la cantaora Pastora Pavón “Niña de los Peines” con la que comenzó su andadura antes de los 15 años, junto a su marido Pepe Pinto y Marchena; sus sones se han mezclado con varias corrientes musicales y voces como las de la Paquera de Jerez, Juan Peña “Lebrijano” y Rocío Jurado. Ha sido un guitarrista de concierto, un compositor de extrema sensibilidad y un tocaor con personalidad. Manolo Sanlúcar nos deja un gran legado con admiradores en todas las partes del mundo y también dentro de su profesión. Ha llegado la hora de descansar para un maestro soberbio y sublime que ha compuesto lo que siempre le decía su alma de forma libre, y eso nos hace libre a los que le escuchamos. Ya está Manolo Sanlúcar subido a su afamado “Caballo negro” y bebiendo agua fresca en su “Algibe”, no podía ser de otra forma. Gracias maestro.




Deja una respuesta

Translate »
Abrir chat