Buscar

La colección Flamenco de la Universidad de Sevilla reconocida con el Premio Nacional de Edición Académica


La colección Flamenco de la Universidad de Sevilla reconocida con el Premio Nacional de Edición Académica




Se trata de una obra dirigida por los profesores Francisco Javier Escobar Borrego y Rocío Plaza Orellana de la cual el jurado ha destacado “la importancia en la promoción de esta expresión artística y el valor de hacerlo desde la Universidad”.

Revista La Flamenca 23/9/2021 Fuente: Universidad de Sevilla

La Unión de Editoriales Universitarias Españolas (UNE) ha entregado a la Editorial Universidad de Sevilla el reconocimiento a su colección Flamenco, en el marco de los XXXIII Premios Nacionales de Edición Universitaria, que reconoce las publicaciones editadas durante 2019. Estos galardones no pudieron ser entregados por las restricciones sanitarias el pasado año y se ha aprovechado el regreso de la Feria del Libro de Madrid para celebrar este acto.

El jurado de estos premios ha destacado de la colección Flamenco, dirigida por los profesores de la Universidad de Sevilla Francisco Javier Escobar Borrego y Rocío Plaza Orellana, “la importancia en la promoción de este arte, el valor de hacerlo desde la universidad y el enfoque multidisciplinar que contempla”.

Inaugurada en 2017, la colección Flamenco ha incorporado a su catálogo en muy breve plazo de tiempo una serie de obras de alta especialización y ha servido de cauce para la difusión de estudios monográficos de temática muy diversa, como el antropológico, la pintura y la literatura, su relación con la canción española y la recuperación de cantes prácticamente olvidados como los que se realizaban mientras se realizaban tareas de campo que hoy casi han desaparecido debido a la mecanización.

Esta colección se abrió con el libro Flamenco. Negro sobre blanco – Investigación, patrimonio, cine y neoflamenco, de la profesora Cristina Cruces Roldán. Es una recopilación de una docena de artículos en la que se abordan, desde las ciencias sociales, la representación audiovisual del ritual flamenco, las políticas de la cultura y la perspectiva patrimonial o las expresiones y relaciones históricas del flamenco con la religiosidad popular y la música andalusí. Además, no se olvida de los procesos de innovación y experimentalismo contemporáneos, así como la investigación y el análisis bibliográfico en torno al flamenco.

Estética de lo jondo – Poesía y pintura de Francisco Moreno Galván recupera, de la mano de Juan Diego Martín, una parte de la historia reciente pero muy desconocida del flamenco en la segunda mitad del siglo XX, profundizando en la obra y personalidad de este personaje, nacido en La Puebla de Cazalla. Aficionado cabal, pintor y poeta, aunó un férreo compromiso por la libertad frente a la dictadura, una reinterpretación de las corrientes de vanguardia pictórica en su tiempo y un respeto absoluto por la tradición estilística del flamenco, a la que supo dotar de nuevas letras que expresan reivindicaciones eternas.

En el libro Para cantar flamenco hay que ponerse fea, la doctora Dolores Pantoja Guerrero construye un cuidado discurso que muestra la potencia del cante para abrir ámbitos de comunicación, a través de un amplio trabajo de campo con entrevistas a cantaores y cantaoras de edades y procedencias muy variadas. La autora concluye que el flamenco no es mera reliquia del pasado ni expresión de una cultura local, sino que sintonice con las inquietudes generales que caracterizan a la cultura moderna y se incorpore a ella.

Inés María Luna López analiza en Flamenco y canción española la relación que, con sus encuentros y desencuentros, han tenido estas dos expresiones artísticas en toda la historia. Un recorrido común que desarrollan durante dos siglos, un camino de mutuas influencias, imprescindible para conocer el flamenco y la canción española y la evolución que mantienen a lo largo del tiempo. Algunos de estos momentos son de especial relevancia, como la tradición costumbrista heredada de los siglos XVIII y XIX o la copla popular desde el modernismo y desde una nueva visión de Andalucía.

El último título de la colección publicado hasta ahora es Los cantes de laboreo de Torredelcampo, en el que el periodista Antonio Alcántara Moral rescata estos cantes tan significativos y los dignifica como se hizo antaño con algunos palos del flamenco y otras vertientes folclóricas. El libro incluye un DVD con 11 cantes de laboreo interpretados por Francisco Escudero el Perrete, así como 20 grabaciones inéditas de agricultores torrecampeños como Francisco Valderrama, uno de los hermanos mayores del gran maestro Juanito Valderrama. Además, contiene un vídeo documental sobre los cantes de laboreo y las tareas agrícolas en los que se desarrollaban.

Con posterioridad a la concesión del Premio, ha coeditado junto a la Editorial Universidad de Granada el libro El flamenco. Baile, música y lírica: Precedentes histórico-culturales y primer desarrollo (1780-1880). Esta obra es un novedoso estudio de los precedentes y primer desarrollo histórico del flamenco, que consigue aunar la investigación rigurosa con un estilo divulgativo. En esta obra, el flamenco es tratado como un crisol inserto en su contexto histórico y musical, en su relación con la danza y la lírica popular de España y Andalucía.

Aunque la colección Flamenco nace en 2017, la Editorial Universidad de Sevilla disponía en su catálogo de algunos títulos relacionados con esta manifestación artística: El flamenco en la discografía antigua (2002), El léxico caló en el lenguaje del cante flamenco (1991), Ese difícil mundo del flamenco (2000, 3ªed.) , El cante jondo-Del territorio a los repertorios: tonás, seguiriyas y soleares (2000), y Las confesiones de Antonio Mairena (2009, 2ªed.).

Con la creación de la colección de Flamenco en 2007, la Editorial US se unió a la sensibilidad por este arte que la Universidad de Sevilla manifiesta desde hace décadas. El primer hito histórico en este sentido fue la organización del Primer curso nacional de cante andaluz (1961), celebrado en el campus universitario de Cádiz (dependiente en ese momento de la US), cuya realización se llevó a cabo en colaboración con la Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces de Jerez de la Frontera. Poco después, en 1964, se organizó la Primera semana nacional Universitaria de Flamenco. Con todos estos mimbres, unos años más tarde, en 1976 se defiende la primera tesis doctoral sobre flamenco. Desde ese momento se multiplican las actividades académicas relacionadas con esta manifestación cultural, hasta que en 2011 se crea la Cátedra de Flamencología, dirigida por el catedrático y exrector Rafael Infante.




Deja una respuesta

Translate »
Abrir chat