Buscar

Entrevista: Alfredo Tejada


Entrevista: Alfredo Tejada




Ya va para un año que no me encuentro con Alfredo Tejada Zurita “Alfredo Tejada” cara a cara. Desde aquella noche que ganó La Lámpara Minera en el Festival Internacional del Cante de las Minas. Buena noche de buen cante. Recuerdo a Alfredo disfrutando de su indiscutible victoria como un niño con zapatos nuevos. Cantando por soleá, a los sones de la guitarra de ´”Chaparro de Málaga” hasta despuntar el alba.

Malagueño de nacimiento (1979), granadino de adopción. Hijo de madre gitana y padre payo. Ella cantaora en el tablao de La Mariquilla, su abuelo “El Tito” también cantaor, iba para trombón de orquesta. Hasta que se cruzó en su camino el guitarrista Luis Millán, dejándose enganchar por la pasión del cante flamenco. No podía ser de otra manera.

Es un todoterreno de este oficio. Peñas, festivales, tablaos, bienales…Pocos son los sitios donde no haya dejado impronta de su arte. Ha acompañado a muchos de los grandes como Mario Maya, Calixto Sánchez, Diego Llorí, Miguel Ochando, Fuensanta “La Moneta”, Eva La Yerbabuena, Rocío Molina, Pastora Galván… La lista es larga. Saca su primer disco en solitario “En Directo”, grabado en la Peña La Platería de Granada en el 2015.

Web Revista La Flamenca. Murcia 16/8/2018. Texto y Foto: Alberto Garcia

Vaya un año que llevas Alfredo. Con el nacimiento de tu hija incluido. ¿Cómo lo llevas?
¿Que cómo lo llevo? Pregúntale a mi mujer, que llevo un año sin verla. Pregúntale… La verdad, muy bien. A tope de trabajo. Hemos estado enlazando con la grabación del nuevo disco desde septiembre del año pasado. Nada más ganar La Lámpara Minera empezamos a trabajar por la soleá de José Luis Montón y ahí lo tienes. Y ahora a promocionarlo y lanzarlo como es debido.
Muy contento. Con proyectos maravillosos y avanzando, sin parar ni “pa coger aire”. Recuerdo que aquella noche me dijiste que la vida me iba a cambiar, y así ha sido. Me ha cambiado para mejor. También es verdad que con mucho esfuerzo. A cada festival que voy, doy el doscientos por cien. Aquí nadie te regala nada, puedes ser Lámpara Minera o Globo de Oro…llámalo como quieras, que si tú no das la talla en el escenario, las galas van desapareciendo y no te llama ni el tato…
De momento gracias a Dios estamos a tope hasta diciembre. Tengo proyectos para el año que viene. Presentar el nuevo disco en La Bienal de Málaga; un espectáculo “Tres Formas y un Concepto” donde llevo guitarra, percusión y baile, que es otro formato diferente que lo voy a hacer en Luxemburgo, en Francia… Intentando abrir campo fuera.

¿Creación tuya?
Si totalmente mío. Se llama así porque nadie es prescindible, todos tenemos nuestro sitio. Es algo muy bonito. Nadie es solista pero todos somos necesarios para el conjunto y entre todos creamos el concepto, que es el flamenco.

¿Lo has representado en España?
No. En España estoy esperando a ver si lo contratan, la Agencia Andaluza, La Suma Flamenca… Lo he presentado a Flamenco Viene del Sur… Pero de momento se va a hacer fuera, donde se tienen en cuenta mucho antes que aquí, este tipo de espectáculos. Es el primero que monto a nivel personal y he puesto mucha ilusión. Es una pena, pero ya sabes, nadie es profeta en su tierra.

Eres Lámpara Minera, pero en unos días vendrá otra. Tu año se acaba. ¿Te asusta lo que viene ahora?
Para nada. Llevo veinte años dedicado al flamenco y no me asusta nada. He estado arriba y abajo. Soy un currante de esto, un enamorado del flamenco. Y creo que la única forma de tener un sitio en este mundo es trabajando, trabajando y trabajando. La Lámpara es un empujón, pero la proyección del premio, la tiene que hacer cada persona. Hay que cuidar lo que se ha conseguido. Y si no llego a donde quiero, no pasa nada. Seguiré cantando como siempre. Ya te digo, no me asusta nada.

¿Sigues llevando tú, todo el trabajo? ¿Sin representante?
Me encantaría tener un manager exclusivo, solo para mí y poder dedicarme sólo a cantar. Alguien que hiciera todo lo demás, pero por desgracia soy autónomo y lo hago todo, facturas incluidas. Si es cierto que tengo varios que me llaman, aceptan mi caché y estupendo. Pero de momento yo me encargo de lo mío y me va muy bien. Muy estresado, pero bien.

¿Has dejado de cantar atrás?
Sigo cantando atrás. Si bien es cierto que desde que saqué el disco “Directo” que fue nominado como mejor disco revelación por la crítica, no lo hago tanto como antes. Prácticamente estaba siempre atrás. Ahora solo estoy con Eva Hierbabuena, la número uno, y con mi Lupi, otra top ten, a quién considero de la familia. Mientras pueda y mi nivel de trabajo me lo permita les seguiré cantando, porque pienso que me va a seguir enriqueciendo trabajar con ellas.

¿Que tienes en mente? ¿Hasta dónde quieres llegar?
Uff… No pienso solo en festivales flamencos de verano y en peñas. Mi mente va mucho más allá. Teatros, festivales internacionales. Crear un equipo de buenos músicos con el que poder trabajar, guitarras como Oscar Lago y José Luis Montón, al violín Nelson Dobla, pianista Melodie Grimard, al baile Alfonso Losa, y rescatar a Enrique Pantoja que es toda una figura.
En definitiva es el grupo con el que espero poder mover el nuevo disco. Pero los tiros van por ahí. Encontrar músicos de este nivel para poder embarcarnos en nuevos retos. No solo a nivel festival, sino llegar a los teatros y al circuito internacional.

Hablas de darle un nuevo giro a tu carrera. Ya nos diste una muestra en la gala del otro día en La Unión y sonaba bien. ¿Vamos a perder al Tejada purista?

Ante todo yo soy flamenco, es lo que he cuidado, lo que amo y respeto. Y a lo que he dedicado hasta ahora todas mis energías. Pero ya en este disco hay un golpe de tuerca. He hecho un requiem a Enrique Morente , he compuesto una farruca que aún dentro de la farruca clásica, le he dado un sonido más actual. Siempre lo que haga va a sonar a flamenco, si bien es cierto que mis bases son más amplias. Mi padre es bajista, mi madre fue cantaora pero también hacía música sudamericana… Mis influencias van más allá del flamenco. Quiero hacer música un poquito más cultural y llegar a un público más amplio.

¿No tienes miedo de que se pueda decir que lo que intentas es hacer música más comercial?
No. Porque lo que intento hacer, nunca podrá ser comercial. Será música de calidad y eso no es comercial.

¿Y cuando vengan las críticas? ¿Si llegan a decir que has renunciado a tus raíces?
No tiene importancia. A mi lo que me importa es mi inquietud personal. Prácticamente tarde o temprano, voy consiguiendo las metas que me he propuesto , ahora esto es lo que quiero hacer. No importa lo que digan si yo pienso que lo que hago tiene calidad y me enriquece como persona y artista.

Hablando de críticas ¿Qué piensas de los críticos del flamenco?
Les diría que en vez de ser críticos, fueran cronistas. No hay que olvidar que la crítica es la opinión de una sola persona y a veces pueden ser muy mal intencionadas. No me interpretes mal. Es un trabajo que respeto, pero se pueden decir las mismas cosas con diferentes palabras. Si me gustaría que antes de ser críticos se subieran a un escenario. Que canten, toquen, bailen y después de eso, escriban. La pluma es muy bonita, pero primero hay que sentir, no solo saber de qué se habla. Hoy con las redes sociales todo el mundo es crítico. Todo el mundo habla y a veces de más. El flamenco es para hablar menos y disfrutar más.

Tu disco. Cuenta.
Se llama “Sentidos del Alma” porque está hecho con el corazón más que con la garganta incluso. No buscar la espectacularidad de la voz, si no mis inquietudes personales, lo que llevo en el corazón.
Tiene grandes colaboradores aparte de los que he mencionado antes que están todos en el disco, como Miguel Poveda con una colaboración fantástica en las bularías, Los Makarines, Antonio Rey…
Hay un montón de colaboraciones maravillosas. Es un disco muy flamenco por un lado pero muy sensible por otro. No tiene nada que ver con el anterior. Es un cambio radical en mi forma de hacer y en mi vida profesional. Hay mucha creación personal, siete temas los he escrito y producido yo. Lo saco con mi sello discográfico y con Dulcimer Songs de Paco Ortega.

¿Cómo está influyendo todo esto en tu vida personal?
Yo era funcionario del Ayuntamiento de Granada y dejé todo por el flamenco. Con decirte que hasta mi ex mujer se separó de mí…
Por eso este trabajo está dedicado a mi mujer y a mi niña Lola con todo mi corazón por aguantar a mi lado a pesar de lo duro que es esto.
Con el disco sobre la mesa que Alfredo Tejada acaba de traer personalmente desde Madrid, me despido del cantaor hasta la próxima y me vuelvo a casa escuchando esta nueva aventura en la que se ha embarcado.
Y tengo que decir que lo que oigo suena bien, pero que muy bien.





Deja un comentario

Translate »